Conectate con nosotros

Agenda

Presentan el libro Cefaléutica de Buenos Aires en el Museo Saavedra

Publicado

el

El viernes 25 de noviembre desde las 17 hs se presentará en el Museo Histórico Cornelio de Saavedra (Crisólogo Larralde 6309) el libro “Cefaléutica de Buenos Aires”, del grupo artístico Teatrito Rioplatense de Entidades (TRE).

Esta obra se publicó originalmente entre 2015 y 2016 y va por su segunda edición. En esta oportunidad, se harán presentes en el barrio de Saavedra para la presentación Di Maggio, Ral Veroni y Guillermo David.

“La imagen del degüello y la decapitación, tanto en la metáfora como en la práctica, fue omnipresente y acompañó el nacimiento de la joven nación en sus hitos literarios, en sus crímenes políticos y en la guerra”, expone TRE en el marco de una exposición en la Biblioteca Nacional llamada “Buenos Aires, un mapa del degüello”, donde se mostró parte del libro sobre Cefaléutica.

Del mismo modo, evocan que el término Cefaleútica viene del griego κέφαλος, cabeza y ευτικη, dar a luz: “Dícese del arte de encontrar y señalar cabezas trofeo”.

“El cefaleuta porteño encuentra decapitados donde no debería haberlos, y reconoce que el destino rioplatense le otorga a su empresa argumentosaún en situaciones donde el cefaleuta no los quiere ni los espera.Vivimos en calles de cuyos nombres poco sabemos pero a medida que nos introducimos en sus biografías encontramos, en el extenso entramado, calles de decapitadores y calles de decapitados”, resaltan en TRE.

“A esta relación entre destino y topo-nimia en derredor de las cabezas de las figuras que hacen a un padrón catas-tral le hemos dado el nombre de cefaleútica. El lector que consulte nuestro mapa podrá constatar que en el Río de la Plata existe una rica tradición a este respecto y que cortar cabezas fue un método adoptado, desde el comienzo de nuestra historia, como una costumbre argentina.En el trazado de la ciudad es posible observar una lucha bautismal por el espacio. Un caudal simbólico hecho de nombres que pugnaron por ocupar la capital de la Nación en una contienda enmarcada por el degüello y la exhi-bición del resultado. Buenos Aires aún hoy muestra en su nomenclatura las huellas de la reconquista luego de la derrota de Juan Manuel de Rosas. Así, la capital, siendo federal en nombre, otorgó a partir de 1852 albergue a la memo-ria de los unitarios”, suman.

“l lector podrá observar que nuestros mapas recurren a dos tonos de color en referencia a quienes fueron víctimas y quienes victimarios en el degüello y la decapitación. Los gráficos incluyen además un asterisco para señalar las calles en homenaje a escritores que en su obra trataron de manera emblemática el tema del degüello (muchos de los cuales ya anticipa-mos, en parte, en este prólogo). En cuanto a la division víctima-verdugo habría que aclarar que esta, en ocasiones, es pendular. Es decir, un buen número de victimarios bien podrían haber sufrido la misma suerte del degüello de haber caído en manos de los que fueron sus víctimas. Algunas de las figuras aquí tratadas fueron a su vez verdugos –antes de que les llegara su hora– y practicaron o fomentaron el degüello, salvo que sus condenados no forman parte de las calles de Buenos Aires para testimoniarlo. En este aspecto el color que representa varias de las entradas puede tomarse como un acercamiento al destino de cada caso más que a un definitivo sistema binario de bárbaro degollador-civilizado degollado”, concluyen en TRE.

 

Apoyanos con tu donación
Invitame un café en cafecito.app
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Enviá tu carta a [email protected]
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más leídas